dissabte, 3 d’abril de 2010

Parado, frente al mar mientras el mundo gira...



Después de mucho tiempo atareado y sin tener tiempo para nada, puedo retornar a mi sombra y aislarme del mundo exterior, así como disfrutar de mi familia, como sólo ella se lo merece, gracias a este puente de semana santa.

En estos días de paz y tranquilidad, escuchando un concierto de Extremoduro, hubo una introducción de una canción que me llamo mucho la atención por su originalidad y su sentido... Espero que os guste!!


STANBY

Me da vértigo el punto muerto
y la marcha atrás,
vivir en los atascos
los frenos automáticos
y el olor a gasoil.

Me angustia el cruze de miradas
la doble dirección de las palabras
y el obsceno brillar de los semáforos.

Me arruinan las prisas
y las faltas de estilo,
el paso obligatorio
y hasta la linea recta.

Me enervan los que no tienen dudas
y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera.

Me cansa tanto tráfico
y tanto sinsentido

Parado, frente al mar
mientras el mundo gira...