dissabte, 3 d’abril de 2010

Parado, frente al mar mientras el mundo gira...



Después de mucho tiempo atareado y sin tener tiempo para nada, puedo retornar a mi sombra y aislarme del mundo exterior, así como disfrutar de mi familia, como sólo ella se lo merece, gracias a este puente de semana santa.

En estos días de paz y tranquilidad, escuchando un concierto de Extremoduro, hubo una introducción de una canción que me llamo mucho la atención por su originalidad y su sentido... Espero que os guste!!


STANBY

Me da vértigo el punto muerto
y la marcha atrás,
vivir en los atascos
los frenos automáticos
y el olor a gasoil.

Me angustia el cruze de miradas
la doble dirección de las palabras
y el obsceno brillar de los semáforos.

Me arruinan las prisas
y las faltas de estilo,
el paso obligatorio
y hasta la linea recta.

Me enervan los que no tienen dudas
y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera.

Me cansa tanto tráfico
y tanto sinsentido

Parado, frente al mar
mientras el mundo gira...

diumenge, 7 de març de 2010

Otro día en el Mundo


Hoy me he parado a pensar en esta sociedad creada y orientada al consumismo que para mí es una de las causas mayores de la actual crisis. Esta sociedad que nos encierra en sus jaulas de cemento y que nos obliga a aprender del león, sin contemplaciones.

El problema es que está formada por unos valores que parecen imprescindibles, y no lo son, aunque para la gran masa sí. Valores tan dañinos como el poder, la envidia, la corrupción y, por supuesto, el dinero, que además de ser el que en muchas ocasiones nos salva, es el mismo que en otras muchas asesina.

Muchas veces me he parado a pensar por qué nos imponemos tantas exigencias materialistas y económicas para poder ser felices ¿Por qué nuestra felicidad siempre depende de tener el mejor coche, la mejor casa o el mejor trabajo?.

Hay un programa de televisión que se llama "La Tribu" en el cual queda reflejada la forma de vida de los indígenas. Esta gente es el vivo ejemplo que no hacen falta dinero ni bienes materiales para ser felices. Esta gente tiene casa (aunque no está hipotecada hasta las cejas), tiene comida (Mucho más natural y sana que la nuestra), tiene familia (De la que pueden disfrutar sin horarios) y también tienen libertad... La libertad tan preciada que muy pocos de nosotros podemos tener.

Y finalmente, llego a la misma conclusión de siempre. Una conclusión en forma de interrogación: ¿Qué importa si no me gusta la sociedad en la que vivo si mañana tengo que levantarme igual de pronto que siempre y tengo que volver a salir a esa jaula de cemento (de la cual nunca podremos escapar) a enfrentarme a todo tipo de animales sin escrúpulos, para ganarme la vida y así poder sobrevivir?

dimarts, 23 de febrer de 2010

Poema dedicado a mi mujer



Yo no soy de expresarme en público, pero la ocasión y sobretodo la persona lo merece. Y como de poesía hoy se trata, he encontrado una de Manolo Chinato que viene como anillo al dedo. Va per tu...

Rojitas las orejas

Tengo ronca el alma de quererte
en esta soledad llena que me ahoga;
tengo los ojos llenos de luz de imaginarte
y tengo los ojos ciegos de no verte;
tengo mi cuerpo abandonado al abandono
y tengo mi cuerpo tiritando de no poder tocarte;
tengo la voz tosca de hablar con tanta gente
y tengo la voz preciosa de cantarte;
tengo las manos agrietadas de la escarcha
y tengo las manos suaves de en el cielo acariciarte;
tengo soledad, luz, alegría, tristeza,
rebeldías, amor, sonrisas y lágrimas...

Y también te tengo a ti, preciosa,
caminando por las venas con mi sangre.

Manolo Chinato : El poeta de las tierras agrietadas


Para adentraros poco a poco en mi cálida y humilde sombra, me gustaría compartir con vosotros el descubrimiento del primer y único poeta que ha conseguido engancharme en sus versos, versos escupidos desde el corazón que, sin necesidad de palabras "biensonantes", es capaz de llegar a ti de la manera mas simple y cotidiana posible.

Manuel Muñoz Sánchez nació en Puerto de Béjar, Salamanca, el 31 de diciembre de 1952, más conocido como Manolo Chinato. A pesar de escribir poesía desde muy joven, saltó a la fama en la década de los noventa, haciendo numerosas colaboraciones y enriqueciendo con sus versos a grupos del llamado "Rock Urbano" de afluencias minoritarias como: Extremoduro, Marea, o Platero y tu.

Actualmente Manolo, después de haber sacado libros y cd's con sus poemas musicados, sigue fiel a su vida cotidiana, se dedica al cuidado de su ganado y a gestionar su bar en el pueblo.

Os dejo un poema suyo para que así podais conocerlo mejor, a ver qué opinais!!

Tres puertas

Una sola puerta de tres, abierta.
Una sola puerta.
Enfrente, la montaña.
Pasa la nube inmensa;
toda suya... todo suyo.
Huracanes de vientos;
lluvia andante semiparalela
y en todo el monte funerales alegres, naturales,
de hojas muertas.

Los cabellos terráqueos danzan todos iguales
al son de trompetas invisibles que vienen de los mares.

Llegó el otoño; llegó la muerte...
¡Mas no para todos!
Hoy morirán hojas y animales.

Mas no morirán para siempre y, en su transformación de mañana
darán
con más calor
a la tierra,
de su muerte,
pasado mañana,
brotes de espeanza.

Y yo no he muerto.
Me alegro de la lluvia
y me alegro del viento.
Si tengo frío, me caliento;
si tengo miedo, ¡Que no lo tengo!,
susurro y pienso...
y para mañana
ya me he comido mi pequeña ración de esperanza.

Una sola puerta de tres, abierta.
Una sola puerta inmensa.

diumenge, 21 de febrer de 2010

La vida, toda una banda sonora




Hay muchas cosas importantes que nos acompañan a lo largo nuestras vidas, nos enseñan a formarnos como personas y nos ayudan a sobrevivir al día a día. Pilares importantes que forjan nuestras vidas y que siempre están ahí cuando los necesitamos, en los momentos de soledad y de compañía, de amor y desamor, de tristeza y alegría...
Uno de esos pilares para mí es la música, compañera eterna en este viaje que todos emprendemos, sin saber el final ni las experiencias que viviremos.

Aunque no nos demos cuenta, la música, inconscientemente, se hace imprescindible desde que nacemos. Sólo hace falta recordar aquellas nanas que a todos nos cantaban de pequeños nuestros padres mientras nos acunaban, o aquellos payasos que tantas sonrisas y bailes nos arracaron con sus divertidas canciones. A lo largo de los años, la música parece crecer con nosotros y nos ayuda a entender, entre sus melodías y letras, valores como el amor(Cuántas veces nos ha servido la música para demostrar el amor a nuestra amada/o)o incluso en la diversión, ya que a ninguno de nosotros no se nos olvida ninguna de aquellas canciones que cantamos y bailamos con amigos o familiares en todo tipo de fiestas.

La música tiene la virtud de reinventarse y de sufrir una evolución continua, por eso es bueno que nos sirva para tomar ejemplo y, de su mano, podamos progresar en esta sociedad tan maltrecha.

Listen to bixolitos Playlist